Si buscamos en Google “abandonar un proyecto”, habrá muchos artículos sobre cómo evitar abandonarlo, ya sea un blog, un proyecto en Facebook, empresa o la escuela. Pero no siempre hay que mantener algo que no vale pena, y ésto no tiene que ser intrínsecamente un fracaso, al contrario. 

Hablemos por ejemplo de un blog: cerrar un blog para muchos, especialmente los puristas, es algo así como una especie de sacrilegio y hay que agotar todas las posibilidades, existentes o no, antes de siquiera pensar en cerrarlo. Pero si el blog no tiene comentarios, ni tráfico, quizá sí sea buena idea pasar página.

Bueno, veamos las razones por las que vale la pena abandonar un proyecto.

1. La meta del proyecto se ha cumplido

El éxito es relativo. Para muchos el éxito es algo “pequeño” para otros, y obviamente, todos lo alcanzamos en distintos momentos o circunstancia, incluso en diferentes niveles. Si por ejemplo, has creado un proyecto online para financiar tus estudios, y dichos estudios ya han sido finalizados, obviamente hablamos de un éxito para tu proyecto, que quizá ya no sea tan viable ahora.

2. No tienes recursos

Muchos proyectos requieren inversión constante para que puedan seguir adelante, como una investigación, el desarrollo de un software o tecnología, o que tu negocio, sencillamente, necesite de inversores para poder seguir viviendo.

En ocasiones, dicha inversión está lejos de nuestro alcance, o sencillamente no encontramos inversores para seguir con ello. No siempre es bueno insistir, y es mejor replantear el proyecto, antes de obtener un compromiso fuerte, por un préstamo bancario o con un accionista. 

3. No obtienes ingresos o resultados

Un proyecto no tiene que ser un negocio, así que implica dos cosas: si tu negocio, físico o online, ya no tiene visitas o tráfico, ni tampoco genera ventas y sólo tienes pérdidas, es momento de pensar en no seguir perdiendo dinero, y considerar seriamente echar la cortina al negocio. 

Si hablamos de proyectos que no son negocios, revisa cuánto tiempo consecutivo tienes sin ningún resultado relevante o avances. Hablamos de blogs, así que si tu blog no crece, no obtienes comentarios, ni enlaces entrantes, tu tráfico decrece y el tiempo de permanencia baja, a pesar de seguir publicando asiduamente, y durante al menos 6 meses… piensa en cerrar dicho blog.

4. Para crear un mejor proyecto

En ocasiones, sobre todo si es el primer proyecto, implica aprendizaje, cometer demasiados errores en la puesta en marcha del proyecto, sea cual sea, y no es más que un escalón para crear de una mejor forma el proyecto definitivo o más importante que tienes entre manos. 

Por ejemplo, Steve Jobs trabajó en Atari antes de crear Apple, Mark Zuckerberg creó Facemash, antes de crear Facebook, Sergery Brinn y Larry Page crearon un sitio de pedidos de pizza antes de crear Google. Todos ellos coinciden es que es clave saber cuándo cerrar el proyecto, y cuánto más pronto, mejor.

Dejar respuesta