La cena de nochebuena está a la vuelta de la esquina y con ella llega el momento de desabrocharse el cinturón para darse un buen atracón. Porque, ¿qué más da si se engorda un par de días? “Siempre se puede adelgazar al año siguiente”, es lo que piensan muchos estas fiestas. Pero hay que tener mucho cuidado a la hora de comer para no coger una indigestión o comer demasiado y que esto siente mal.

Hay que tener mucho cuidado al comer durante las fiestas

Comer mucho no siempre tiene que estar relacionado con estas fiestas. ¿Es una ocasión especial? Por supuesto, y por eso se sirve el mejor marisco y los mejores manjares. Pero no por ello hay que pasarse comiendo. Especialmente hay que evitar comer deprisa. La nochebuena no se va a acabar en dos minutos y la Navidad puede durar todo el día 25 de diciembre, así que, ¿por qué hay que tener prisa en comer lo que hay sobre la mesa?

Otra cosa a tener en cuenta es quien se sienta al lado de quien. Aunque es una fiesta para celebrarla todos juntos, si al lado hay una persona que genera tensión o ansiedad, esto hace que se coma de forma compulsiva. Por eso hay que estar sentado al lado de alguien que transmita calma y con la que dé gusto estar y así se comerá de una forma más pausada, porque hablarás mucho con él y te olvidarás del apetito que tienes.

Pautas para no sobrepasarse con las comidas navideñas

¿Para beber? El vino es el rey, pero es mejor sustituirlo por agua, o por lo menos beber tres vasos de agua por cada copa de vino que se vaya a tomar. Muchos deben conducir al final de las fiestas y los controles de alcoholemia se van a intensificar durante estas fechas para intentar reducir en lo medida de lo posible los accidentes de tráfico.

Y aunque sea tarde, es importante hacer algo de ejercicio tras haber comido. Aunque uno se controle y no pruebe todo lo que hay en la mesa, si se siente pesadez, por lo menos hay que caminar por el pasillo de la casa para ayudar a bajar la comida.

En cuánto al tipo de comida que preparar, cada familia puede hacer lo que desee. Pero hay ciertos trucos para hacerla menos pesada, como es utilizar utensilios de cocina de calidad que eviten que la comida se pegue o se queme, cocinar un plato de una determinada forma (no es lo mismo hacer una pata de cordero al horno que a la brasa, de una forma o de otra es más sana). También es bueno hacerla todo casera e intentar evitar, en la medida de lo posible, los platos ya pre-cocinados.

Dejar respuesta