La gran crisis que azotó España sirvió a la población, especialmente a los jóvenes, a darse cuenta de dos cosas; la primera es que las ofertas de trabajo no van a llover del cielo y por ello deben emprender. Lo segundo, que para emprender con éxito necesitan dominar una segunda lengua.

¿Cuáles son las tres lenguas que hay que dominar para tener éxito en los negocios?

No obstante, hay una pregunta que todo el mundo se hace, ¿cuál tendría que ser la segunda lengua que hay que dominar para triunfar en el mundo de los negocios?

Está claro que la primera de este top 3 sería el inglés, el idioma más utilizado a nivel internacional y el más usado en el mundo empresarial. Es una lengua que todo el mundo debe conocer si quiere que su negocio prospere fuera de las fronteras de España. No es difícil encontrar formas de aprenderlo, ya que siempre se puede ir a estudiar a Estados Unidos o a Inglaterra durante el bachiller o la carrera universitaria para acostumbrarse a usarlo y así poder dominarlo mejor.

Los 3 idiomas imprescindibles en el mudo de los negocios

Ahora, viene la parte más complicada: ¿Cuáles serían la segunda y la tercera lengua que todo emprendedor debería conocer?

Algunos creen que tendría que ser el chino mandarín, debido al gran conocimiento del mercado de los orientales en Europa. No en vano es un idioma hablado por 1,1 billones de personas y son los que más han presentado un crecimiento económico en todo el mundo. Aún así, lucharía por este segundo puesto contra el portugués, la cuarta lengua más hablada en todo el mundo y usada en países como Brasil, donde más negocios se están realizando en la última década por el enorme potencial económico que tiene el país.

Y ahora se llegaría al puesto tres del pódium, enfrentamiento que también está muy reñido. El ruso cuenta con 300 millones de hablantes en todo el mundo, y es el idioma que más se usa en negocios relacionados con la tecnología, la energía y la manufactura. Por otro lado, el alemán le seguiría muy de cerca, aunque se podría decir que lo supera. ¿El motivo? Pues que a pesar de la crisis que ha azotado al continente Europeo en los últimos años, Alemania es el país que ha sabido mantenerse estable económicamente y se ha convertido en el eje central de Europa.

Si alguien quiere triunfar en los negocios, debe dominar una de estas lenguas a la perfección. Un requisito indispensable para ser un buen emprendedor.

Dejar respuesta