Realizar estudios universitarios es una opción que no muchos valoran actualmente. El número de estudiantes que se matriculan se ha reducido drásticamente en tan solo 5 años, así como ha habido un incremento de las tasas en ese mismo período en más de un 80% de media. A todo esto, hay que añadirle la dificultad para obtener ayudas.

Cada vez es más difícil obtener una beca

Según los últimos datos que se valoran, la financiación media por becario es actualmente de 2.637 euros por persona. Son miles de estudiantes los que cada año aspiran a obtener una beca, teniendo la esperanza de poder costearse sus estudios en la Universidad. A lo que más aspiran cada uno de ellos es a poder cubrir los excesivos gastos de matrícula, frente a las de movilidad y a la de obtención de material escolar.

Pero no es tan fácil tener acceso a estas ayudas, puesto que el Gobierno endureció bastante los criterios para su obtención en los últimos 5 años. Actualmente, se valora la renta de familiar y posteriormente las calificaciones obtenidas. Según Ana García, secretaria general del Sindicato de Estudiantes las familias con menos recursos se enfrentan a mayor precariedad, y son las que lo tienen más difícil a la hora de acceder a las becas.

Las becas, una lucha que no siempre se gana

Según los datos que presentó la Comisión Europea, en el curso 2014-2015 solo un 27% de los estudiantes de grado recibió ayudas de estudio en las Universidades Públicas, un dato muy inferior al resto de países que conforman la Unión. Por otro lado, la financiación media se ha reducido en casi 600 euros en tan solo 6 años, pasando de una media de 3.256 euros en 2008 a 2637 euros en la actualidad.

Para García el hecho de que los matriculados se hayan reducido en los últimos años no es ninguna sorpresa, puesto que no todos pueden desplazarse desde sus pueblos o moverse a una ciudad, alquilando una habitación o una habitación compartida debido a los escasos ingresos familiares y al no poder contar con la ayuda de las becas.

Dejar respuesta