Cada persona es diferente a la hora de seguir su fe. Algunos van a la Iglesia todos los fines de semana y cada día, pero otros, simplemente, no tienen el tiempo suficiente para acudir a la Santa Madre Iglesia para rezar y expiar sus pecados. Entonces, ¿estás personas están destinadas a arder en el caldero de Satán?

Una gran innovación muy bien recibida por los creyentes

Internet ha permitido que se creen todo tipo de aplicaciones disparatadas. Algunas se han hecho famosas porque eran juegos muy adictivos, como el Candy Crush o Pokémon Go, y otras simplemente han cambiado la forma en la que la gente se comunicaba entre si, como el WhatssApp. No obstante, una que va a cambiarlo todo a partir de este momento es la aplicación Confesor Go.

La Iglesia se actualiza con Confesor Go

Disponible para descargarse en la Play Store de Android y la App de Apple desde el pasado jueves, ya ha superado los dos millones de descargar. Una aplicación con un objetivo muy simple: acercar más a las personas hacía la Iglesia en un contacto un tanto más directo con los sacerdotes. Ya no hace falta ir a la Iglesia en horario de confesión para poder buscar un guía espiritual que limpie los pecados.

Con esta aplicación, el usuario puede saber donde hay un cura cerca de su posición para reunirse con él y confesar sus pecados. Ha sido el sacerdote Ricardo Latorre quien ha impulsado esta propuesta, que ha sido muy bien recibida por sacerdotes y creyentes. Con esta idea, una persona puede confesarse cuando mejor le convenga, y ayuda a que haya un mejor acercamiento entre los sacerdotes y los creyentes. De momento la aplicación cuenta con 100 sacerdotes que se han adherido a esta propuesta, pero se espera que haya más para poder ofrecer un mejor servicio espiritual a todos esos creyentes que hay en toda España y que necesitan confesarse en momentos en los que el horario no les favorece.

Dejar respuesta