La gran furia por parte del Gobierno chino con el tema de la llamada de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen a Donald Trump sigue aumentando como un incendio que arrasa todo a su paso. Este mismo lunes han vuelto a darle un pequeño toque de atención.

Debe respetar el statuo quo para que las relaciones vayan bien

Este lunes el Gobierno chino advirtió al presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, de que la única manera de poder mantener una buena cooperación entre ambos países sería respetando el tratado de “una sola China”, que hace tantos años se pactó entre Washintong y China.

Lu Kang, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, confía en que Estados Unidos mantenga su compromiso con este principio, y el único Gobierno chino que es reconocido por el país americano es el de Pekín, que se aleja mucho de las aspiraciones independentistas de Taiwán. “Solo de esta manera podemos garantizar la continuidad del desarrollo de la cooperación de beneficio mutuo entre ambas partes”, advierte Lu en una rueda de prensa tras el conocido reciente contacto telefónico entre el presidente electo y la presidenta de Taiwán.

El Gobierno chino da un toque de atención a Trump

El contacto telefónico entre ambos presidentes rompió casi cuatro décadas de sensible política exterior entre Estados Unidos y China, y Pekín presento una queja formal a las partes más relevantes de Estados Unidos.Por su parte, Donald Trump no se ha vuelto a pronunciar al respecto aunque según Lu “Creo que la parte estadounidense, incluido el equipo de transición del señor Trump, tienen clara nuestra postura”. No obstante, aunque ya se insistió en que la llamada fue una simple llamada de felicitación por parte de la presidenta de Taiwán, aunque algunas fuentes afirman que fue el propio Donald Trump quién realizó la llamada, otros aseguran que hubo un contacto de negociaciones, cosa que ya fue desmentida por el propio presidente electo.

Dejar respuesta