El trabajo, la situación del hogar, la preocupación de no llegar a fin de mes… ponte a pensarlo y seguro que encuentras decenas de razones por las que estar estresada. Algunos le dan la importancia que debería, pero el estrés es muy negativo para la salud.

Te perjudica mucho más de lo que imaginas

Es normal en algunas ocasiones estar estresado, pero si vas acumulando estrés, sin descansar adecuadamente y desfogar toda esa tensión que sientes, tu cuerpo acaba pagando las consecuencias, tales como:

El estrés, el principal enemigo de la salud

  • Aumento prolongado de ritmo cardíaco: Cuánto más estresado estas más notarás que el ritmo cardiaco de tu cuerpo va aumentado. Es normal que aumente cuando te estás defendiendo o te pones un poco nervioso, pero si es común que sea acelerado, esto podría acabar provocándote un infarto.
  • Corte de digestión: ¿Quién dice que no puedas ir al baño simplemente porque no comes bien? Igual es que estás demasiado estresado y sufres de estreñimiento crónico. No obstante, el estar sometido a mucho estrés puede provocar cortes de digestión, así como colon irritable. Por ello debes tomar una buena alimentación que te ayude a hacer la digestión.
  • ¿Y tú tensión?: Varios estudios han demostrado que las personas que sufren estrés aumentan su flujo sanguíneo ni más ni menos que un 40%, lo que puede desencadenar hipertensión. Por ello es importante contar con momentos de descanso para relajarse.
  • Aumentar peso: A algunas personas el estar sometidos a mucho estrés les puede quitar el apetito y eso provoca que bajen de peso, pero también está el lado contrario, que es el suprimir el estrés con comida y eso aumenta peligrosamente el peso.
  • Músculos tensos y fatiga: Cuando el cuerpo nota un momento de estrés por nuestra parte, los músculos se endurecen, lo que acaba provocando que estén en un estado de contracción. Esto hace que no solo notes un fuerte dolor en tus músculos, además notarás mucha fatiga y cansancio.
  • Insomnio presente a diario: Está bien preocuparte por tu trabajo, pero no puedes estar pensado en él las 24 horas del día. Si te sientes muy estresado no podrás dormir adecuadamente por las noches y sufrirás un trastorno importante del sueño, que acabará afectando a tu organismo seriamente al no haber descansado adecuadamente. ¿Por ejemplo? Se reducirá la fuerza de tu sistema inmunológico y serás carne de cañón para los virus. Si eres de dormir poco, debes fortalecer tus defensas con buenos alimentos.
  • Cambios bruscos de carácter: Está demostrado en estudios que las personas que sufren de mucho estrés tienen reacciones inestables, esto reduce su felicidad y además disminuye la calidad de vida. Por eso, aunque estés estresado, siempre es bueno encontrar un motivo por el que reír, para poder reducir esa sensación tan molesta que tienes en el cuerpo.

Dejar respuesta