No son pocos los casos en los que las personas con Síndrome de Down son menospreciadas por la sección, especialmente en el mundo laboral, donde son pocas las empresas que deciden darles una oportunidad. No obstante, restaurantes y demás negocios hosteleros son los que más oportunidades brindan a este sector. Ahora, una joven ha encontrado una nueva oportunidad, pero realizada por ella misma.

Esta es su gran historia

Collette Divitto siempre ha querido trabajar en una panadería, y a sus 22 años esta joven de la localidad de Boston en Estados Unidos había sido rechazada de diversos lugares por sufrir Síndrome de Down.

De modo que, junto con su madre y su hermana decidió sacar adelante su sueño de construir una panadería que sería propiedad suya. En poco tiempo, en una pequeña zona de la ciudad de Boston apareció la panadería de Divitto, en la se ha puesto en el interior de la cocina para preparar diferentes tipos de panes, bollos y otros dulces que prepara con mucho amor.

“Muchas personas que me entrevistaron me dijeron que yo era muy guapa, pero que no era una buena opción para ellos. Fue muy doloroso y me sentí muy rechazada”, declaró la joven durante una entrevista. Así pues, deprimida por esta situación, culpó a su enfermedad de que nadie quisiera contratarla. Pero, siguiendo una frase que siempre le ha gustado “Nunca dejes de pelear por tus sueños”, la joven sacó fuerzas para construir la panadería Collettey.

Collette Divitto, la nueva sensación de la panadería americana

Desde que las noticias locales de la ciudad han hablando de su historia los pedidos se han duplicado, y en diciembre del año pasado han tenido más de 10.000. “El mayor éxito hasta el momento es lo rápido que está creciendo mi empresa, lo que significa que puedo comenzar a contratar personal, con y sin discapacidad”, indicó la joven.

En España actualmente los discapacitados con Síndrome de Down tienen más posibilidades de encontrar trabajo en los restaurantes y bares, que han crecido en apertura en el último año, donde más pueden aprender para un futuro trabajo. ¿Qué mejor lugar hay para comer que donde cocinan con amor?

Dejar respuesta